Catálogos para empresas: Todas sus ventajas

catálogos para empresas

Catálogos para empresas: Todas sus ventajas

Los catálogos online se han puesto en los últimos años, proporcionando todo tipo de ventajas al consumidor y a la empresa. Sin embargo, conviene recordar que imprimir catálogos para empresas también es muy útil, incluso hasta más dependiendo del tipo de público objetivo que se quiere alcanzar.

Por ejemplo, si un supermercado no vende online, sólo en el barrio en el que opera, resultará más práctico la impresión de catálogos físicos que la distribución online (de nada le servirá que ese catálogo llegue a la otra parte del país, si no hay forma de que lleguen los clientes de allí).

Sin más preámbulos, vamos a analizar algunas de las ventajas:

Catálogos para empresas: Un valor añadido

Le ayuda a diferenciarse

Presentar los catálogos en un impreso de calidad es un elemento diferenciador, algo considerado de alta gama en tu nicho de mercado. Cada vez son más las empresas las que dejan de lado los catálogos físicos y se pasan a los catálogos online, con el ahorro que esto supone.

Esto deja un interesante hueco de mercado que pueden utilizar los más inteligentes. El consumidor apreciará tener la información a mano, para consultarla dónde y cuándo desee sin necesidad de estar encendiendo su ordenador o utilizando el teléfono móvil.

 

Segmentación

Otra de las ventajas de imprimir catálogos para empresas es que podemos tener un mayor control sobre los clientes a los que deseamos alcanzar. La empresa decidirá la forma en la que los va a distribuir, por lo que tendrá muy claro a quien quiere llegar.

Esto supone un importante ahorro en publicidad: por ejemplo, si una determinada zona de la ciudad es más propensa a venir al supermercado, y otra no, la empresa debería de pensar en si vale la pena repartir la publicidad en esta última.

La publicidad online, aunque admite muchos sistemas de segmentación, no resulta tan fácil de controlar como la segmentación física.

 

Conexión con el canal online

Nadie está diciendo que dejes de lado los sistemas de promoción online en tu negocio; de hecho, se pueden conectar muy bien los canales online con los canales offline.

Por ejemplo, en el catálogo podemos incluir códigos QR que enlacen directamente con la página.

Si tienes una tienda de muebles, puedes imprimir catálogos para empresas con códigos QR que lleven a zonas de la página en dónde se pueda ver mejor, cómo queda esa lámpara, el estilo tan extraordinario de esa habitación, encontrar descuentos, sistemas de suscripción, etc.

 

Presencia y comodidad

Imprimir catálogos para empresas ayuda a que el cliente pueda tener algo físico sobre tu negocio, algo real. Podrá llevarlo de un lado a otro con facilidad, consultarlo con las personas de su entorno, incluso hasta hacer anotaciones sobre el mismo.

También supone un importante elemento publicitario recurrente. Si el catálogo se lo llegan a llevar a casa, habremos introducido publicidad en el hogar.

En cualquier momento puede ser abierto y esto puede hacer que una persona se convierta en cliente potencial sin ni tan siquiera pretenderlo.

 

Mejora el impacto

Además, se ha comprobado que los catálogos impresos entran mejor en la memoria del futuro cliente que los catálogos online.

Si hemos apostado por un diseño atractivo, por una cuidada presentación, atención por los detalles (tipo de papel, acabados, encuadernación…) y pensado en los valores que queremos transmitir, conseguiremos una buena extensión de la imagen de marca.

Por todo esto, escoger una buena imprenta en Barcelona, o en cualquier otra ciudad, es crucial. Nos ayudarán a conseguir la máxima calidad posible en nuestras impresiones, con las que verdaderamente conseguiremos llegar al cliente y conseguir la venta que estamos buscando.

Share this post