Utilización del tríptico para la publicidad de tu empresa

tríptico

Utilización del tríptico para la publicidad de tu empresa

Cuando una empresa quiere imprimir uno o varios folletos tendrá básicamente 4 opciones en las que decidir a la hora de tomar una decisión: díptico, tríptico, flyer o cartel.

El propósito de estos soportes es el mismo: anunciar un producto, un servicio, dar a conocer la empresa, un negocio, etc. Sin embargo, hay diferencias importantes entre cada soporte que deben de ser estudiadas.

¿Qué es un tríptico y para que se utiliza?

Los trípticos son el tipo de soporte que más utilizan las empresas. Están compuestos por una hoja, 6 caras y 2 plisados. Debido al gran soporte de papel, tendremos la posibilidad de agregar diferentes elementos (como imágenes, textos y/o gráficos), con una extensión suficiente para lo que queremos contar.

Su principal característica es que son mucho más completos que los dípticos. La empresa no tendrá demasiadas limitaciones de espacio para anunciarse, por lo que podrá contar todo lo que desee sin problemas.

Se puede usar un tríptico para promocionar, por ejemplo, un viaje, un evento, una ocasión especial como puede ser una boda, un cumpleaños, una despedida de soltero, servicios, varios productos al mismo tiempo, una nueva línea de negocio…

Principales ventajas de usar el tríptico

  • Extensión: Las empresas suelen preferir el uso del tríptico debido a la gran cantidad de información que pueden proyectar en este tipo de soporte. Aunque también habrá que hacer una cierta discriminación de datos, esta será menor que en, por ejemplo, un díptico. El cliente podrá conocer más fácilmente el negocio o la empresa, evitando que la información ofrecida esté incompleta.
  • Espacio: Cómo tenemos más espacio, podemos jugar con un mayor nivel de recursos. Se podrá agregar más texto o imágenes. Es decir, que no se nos va a quedar corto en relación a los contenidos.
  • Fácil de distribuir: A pesar de que es más grande, el tamaño sigue siendo el mismo que el de un folleto, pero sin llegar al mismo nivel que un cartel publicitario. Esto quiere decir que se puede distribuir de la forma tradicional, evitando convertirse en un engorro en el momento en el que el cliente potencial lo tenga entre sus manos.
  • Mejor efecto óptico: El hecho de que el tríptico se deba de abrir para ser utilizado lo hará mucho más divertido de cara al cliente, haciendo que se interese más por lo que le estamos ofreciendo.

Por todas estas razones, es el recurso gráfico por excelencia.

Share this post