La evolución del sector editorial

sector editorial

La evolución del sector editorial

El sector editorial de España se encuentra en un buen momento: según los datos registrados a fecha de cierre del año 2017, el crecimiento en relación con el año anterior se incrementó sobre un 2,7%. Es cierto que todavía queda bastante recorrido para poder alcanzar los valores de antes de la crisis (de antes de 2008), pero la tendencia resulta positiva.

A través del Análisis de Mercado Editorial en España en 2016 (elaborado por la Federación de Gremios de Editores en España) tenemos claro que el sector de los libros y de la prensa es muy importante para la economía española; en concreto, supone un 0,9% del PIB total, y hasta un 3,4% del PIB en relación con actividades culturales.

En los primeros años de la década de los 2000, el sector editorial experimentó un crecimiento importante que se hacía todavía mayor conforme pasaban los años. Pero todo cambió en el momento en el que se desarrolla la crisis económica en nuestro país. A pesar de esa época de receso, el sector editorial ha sabido transformarse tecnológicamente, adaptarse a las nuevas necesidades del usuario, dando muestras de su gran solidez y versatilidad a cambios.

Fue en el año 2014 cuando empezó a mostrar una leve recuperación, datos que mejoraron muchísimo de cara a 2015.

En el salto de 2015 a 2016 se produjo un incremento de un 2,8% y en el intervalo de 2016-2017 volvimos a tener un repunte positivo de 2,7% sobre el valor anterior. Esto supone la nada desdeñable cifra de 2.137.20 millones de euros en ventas. Y sí, como ya hemos comentando, todavía nos queda recorrido para llegar a los valores que se manejaban antes del inicio de la recesión económica, pero llegaremos.

El papel de las editoriales e imprentas de libros resulta fundamental en este proceso: se calcula que en España se publican unos 81.000 títulos anuales; de hecho, nuestro país es una de las principales potencias en el sector editorial del mundo. A día de hoy, las editoriales españolas tienen hasta 84 filiales repartidas a lo largo de todo el mundo.

El análisis ya descrito confirma que las exportaciones de este sector se han incrementado en torno a un 3,5% (lo que supone un valor de aproximadamente 571.77 millones de euros).

Venta por género

Por lo general, las ventas del sector de las editoriales han sido equilibradas en todos los géneros, con independencia de si son libros para adultos o para jóvenes.

La imprenta de libros sigue trabajando a pleno rendimiento: en el año 2016 se incrementó también el número de libros impresos en comparación con el año anterior… sin embargo, el avance del libro digital continúa imparable.

Sin ir más lejos, en 2016 se editaron hasta 45.658 libros digitales, de los que se vendieron 12,3 millones de ejemplares. La venta de libros físicos cayó en 2016 en torno a un 5,6% (el equivalente a 11,5 millones de ejemplares menos). Sin embargo, en el periodo de 2017-2018 hemos visto cómo este porcentaje se ha recuperado bastante.

Hay algunas medidas en el aire para mejorar esta situación: cómo iniciar el “Plan de Fomento de la Lectura del Ministerio” o considerar una bajada del IVA en este tipo de contenido. Estas medidas tendrían por objetivo fomentar la lectura, lo que incrementaría las cifras de venta de libros físicos y digitales, además del trabajo de las editoriales y de la imprenta de libros.

Es innegable que nos encontramos ante una importante recuperación del sector, pero necesitamos de algún tiempo más para hablar de recuperación completa.

 

Otros artículos que podrían interesarte:

Historia de la imprenta en Barcelona

Beneficios de imprimir flyers en publicidad

Share this post